¿Qué Es?

Es una terapia de ondas acústicas donde se utilizan dos “pistolas”. La primera, con un cabezal más pequeño que la profesional desliza directamente por la zona a tratar por unos minutos, después de haber aplicado un gel conductor de ultrasonidos. La acción de este cabezal es una percusión sobre los tejidos, rompiendo los nódulos grasos donde se aloja la celulitis, alisando la piel en pocas sesiones, dependiendo de cada caso. Esta percusión en la piel activa la circulación, estimulando la elasticidad y la producción de colágeno.

El segundo cabezal es más ancho y realiza un masaje drenante, con menos percusión en la piel que el primero, pero también golpeando los tejidos sistemáticamente. Este drenaje ayuda a eliminar las toxinas de los tejidos que previamente se eliminaron con la percusión del primer cabezal.

Es un tratamiento indoloro, sin efectos secundarios y de alta efectividad.

¿Qué zonas se puede tratar?

  • Brazos
  • Muslos
  • Glúteos
  • Piernas